8 de cada 10 consultas médicas son tratables a distancia.

Con sólo sentarse frente a una computadora un paciente, o un familiar de éste, puede efectuar una consulta y obtener un diagnóstico certero con el tratamiento adecuado. Los pacientes tienen acceso a la mayoría de las especialidades médicas, gran beneficio para todas las localidades, incluso aquellas zonas rurales.

Con esta tecnología se puede tratar una variedad de condiciones médicas en cualquier momento y en cualquier lugar, se puede lograr atender mucho por video:

  • Alergias
  • Infección de vejiga
  • Artritis
  • Asma, infecciones respiratorias
  • Síntomas de resfriado
  • Bronquitis
  • Tos
  • Diarrea o Estreñimiento
  • Infección en el oído
  • Gripe
  • Dolor de cabeza
  • Picaduras de insectos
  • Náusea
  • Ojo rosa
  • Erupciones
  • Respiratorio
  • Problemas sinusales
  • Dolor de garganta
  • Virus estomacales
  • lesiones deportivas
  • otras lesiones físicas
  • pequeñas heridas y cortes
  • vómitos, acidez y náuseas
  • Faringitis
  • Conjuntivitis
  • Erupciones, infecciones o inflamación en la piel


Gran beneficio para todas.


Puedes utilizar la telemedicina en cualquier momento, pero en estas situaciones son las más ideales, entre ellas:

  • Vacaciones
  • Citas fuera del horario habitual del consultorio
  • Atención que no sea de emergencia
  • No tener quien cuide a niños pequeños en casa
  • Proveer recetas
  • Resultados de laboratorio
  • Descanso en el trabajo
  • Presupuesto

Existen numerosas aplicaciones de la Telemedicina que hacen de este concepto, un gran avance para el sector de la salud, según una encuesta realizada por McKinsey & Company en usuarios de plataformas online, el 48% de los que tienen una enfermedad crónica prefirieron el consejo y seguimiento de salud “en línea” sobre el consejo en persona (28%) o una llamada de teléfono (18%).

Usos prácticos de la Telemedicina:

Monitorización de pacientes a distancia.
Los médicos revisan los datos desde cualquier lugar y deciden si es necesario realizar algún tipo de acción.

Tecnología de almacenamiento y envío.
Es el almacenamiento de datos clínicos,  como la obtención de imágenes de rayos X, exámenes de laboratorios y enviarlas a un centro especializado para su interpretación.

Telemedicina interactiva.
Este tipo de telemedicina permite a médicos y pacientes comunicarse en tiempo real, acortando las distancias y mejorando la eficiencia de las consultas.

En cualquier lugar, en cualquier momento.

La digitalización permite que los diagnósticos sean más rápidos y precisos, una distribución más amplia, y la terapia puede adaptarse a cada tipo de paciente, busca mejorar la salud, permitiendo la comunicación interactiva en tiempo real.

Seguro varias consultas que ya realizas están en estas listas, puedes iniciar desde hoy con tu consultorio virtual.

Luis Aguilar
Share: